Viviendo en una era de alta volatilidad del mercado, es importante que las empresas respondan a las tendencias dinámicas de los clientes, las demandas y el suministro incierto.  La feroz competencia del mercado obligó a las empresas a someterse a una transformación digital y adoptar un modelo de Industria 4.0